AGRADECIMIENTOS DEL COMPOSITOR


“La Familia de Balms, Volver a Soñar” es sin lugar a dudas unas de mis composiciones musicales más inspiradas y destacadas, no solo desde un punto de vista musical, sino por el valor humano del que se nutre y que transmite a su vez. La realidad humana de las personas que formamos Balms Abogados está viva en el corazón de la letra y de la armonía musical. La obra es capaz de transmitir las vivencias de un grupo humano extraordinario, profesionalmente ejemplar y único que ha servido como una fuente viva de inspiración para poder componer la obra.

Ha sido fundamental el apoyo y la paciencia de mi esposa Lidia y de mi pequeña Lili quienes han ido aplaudiendo desde sus primeras notas la composición y han sido en todo momento un estímulo y motor de la inspiración ayudándome a darle a la obra el carácter que finalmente tiene, facilitándome en todo momento disponer del clima apropiado para componer la obra. Ambas lo han hecho posible desde el comienzo.

Mi agradecimiento a todos los socios, y como no en especial a Juan Luis Balmaseda de Ahumada, socio y fundador de la Firma, quien hace un año tuvo la intuición de encargarme la composición de un himno que pudiera resumir el espíritu y la realidad de Balms Abogados y de su red internacional de Firmas internacionales agrupadas bajo las siglas BGI (Balms Group International). Una composición que tenía como reto transmitir el espíritu de humano, un mensaje de unidad y de motivación capaz de traspasar las fronteras y convertirse en todo un referente para la organización.

En aquel almuerzo, hace ya un año, fue donde se gestó la atmósfera creativa donde pudimos compartir nuestras inquietudes, los retos profesionales, las experiencias vividas tanto profesionales como personales y sobre todo, el comienzo de una gran amistad leal y sincera. En ese clima propicio y acogedor surgió lo que hoy es ya una realidad. El tiempo pasó y las circunstancias hicieron posible que un cúmulo de hitos condujeran a la conclusión inaplazable del proyecto musical que hoy es realidad. Gracias Juan Luis, por haber sido un buen mensajero del destino, un excelente promotor e impulsor de tan brillante iniciativa y que hará mucho bien.

Igualmente debo expresar mi gratitud y agradecimiento a Julio Aguado, socio cofundador de la Firma Balms Abogados, quien no dudó no solo en colaborar en lo que se necesitara, sino de poner al servicio de la iniciativa a dos personas que ha sido fundamentales en todo este proceso, su hijo Álvaro Aguado y su sobrino Eddie Recoder. No podré agradecer a Julio Aguado, la oportunidad de poder haber compartido con Alvaro Aguado y con Eddie Recoder una experiencia inolvidable, y que a pesar de estar en estos momentos lejos terminando sus estudios universitarios en Inglaterra y Holanda respectivamente, ello no ha sido obstáculo para haberme concedido el privilegio de haber compartido con él estas dos semanas de intercambio de ideas, vivencias y de conocimientos llenos de entusiasmo.

Mi gratitud y reconocimiento a Álvaro Aguado, ingeniero de sonido y músico quien se ha encargado de la mezcla y de la masterización del tema musical en sus dos versiones. Excelente persona y profesional del que he de destacar su ayuda incondicional y su gran capacidad de escucha. Álvaro es un artesano sofisticado de la música y de sus formas, dotado no solo de conocimientos técnicos al más alto nivel sino también, es poseedor de esa percepción extrasensorial que muy pocos atesoran para lograr que la esencia de una obra conmueva y genere lo más altos sentimientos. Por su extraordinaria capacidad, potencialidad y talento de él auguro que liderará una nueva concepción; una nueva generación que será un referente principal en la industria musical tanto nacional como internacional.

Mi agradecimiento a Eddie Recoder, editor y productor audiovisual, quien ha llevado a cabo la edición y producción de sendos videos musicales, y que desde el primer momento ha estado atento a todo el proceso musical, llevando a cabo con profesionalidad y de forma exitosa un gran trabajo audiovisual impecable, que le hace merecedor no cabe duda de mi reconocimiento a la extraordinaria realización y producción que ha ejecutado. Eddie por la calidad del trabajo realizado en tan breve periodo de tiempo, demuestra sus dotes como excelente productor demostrando una capacidad de síntesis y eficiencia a la hora de seleccionar con la sensibilidad necesaria para integrar música y video con la sincronía y cohesión que el proyecto requería.

Por supuesto, he de mencionar al resto de socios de la Firma, tanto a Katjia Blackmer y Óscar Gómez, quienes no han dudado en ponerse a disposición del proyecto y haber contribuido al máximo a pesar de las durísimas circunstancias que no han sido obstáculo para generosamente colaborar en todo lo que se ha necesitado. A ambos mi agradecimiento sincero.

Mi agradecimiento a Jorge Martín y su equipo de profesionales, Abogados, profesionales y personal de Balms Madrid, quien apostó desde un primer momento porque la iniciativa se llevará a su ejecución y no dudó en aportar generosamente su contribución. Jorge supo interpretar con la profundidad y vislumbro a primera vista el trasfondo real que subyace y se hace presente en la obra. Mil gracias.

Mi gratitud a Antonio Heredero y Juan Camacho, y el resto del equipo de profesionales de Balms Galicia, quienes no dudaron en contribuir y apostar por la iniciativa aportando sus grabaciones y contribuyendo generosamente al proyecto desde sus primeros comienzos. Su gesto me ha enorgullecido.

Al grupo humano que formamos Balms Abogados en Marbella y sus familiares, quiero expresar mi reconocimiento y mi gratitud inmensa, porque han colaborado y participado generosamente haciendo del proyecto un realidad viva e ilusionante. Sin ellos el proyecto carecería de sentido, pues no tendría esa referencia fundamental del que parte: El grupo humano que hace de Balms Abogados una verdadera Familia.

Especial mención he de tener con José María Esteban, estrecho colaborador del proyecto y gran profesional de los medios de comunicación. José María, Chema como lo conocemos en nuestra casa, máximo responsable de comunicación con los medios de prensa en Balms Abogados, ha sido el canalizador del proyecto, dándole el formato correcto y diseñando el proceso de comunicación de todos los materiales y del proyecto entero, que le ha de conferir ese valor capaz de generar esa onda expansiva que contagie y pueda servir para otras muchas organizaciones y personas como un estímulo que en estos momentos se necesita para superar y vencer la circunstancias desfavorables en las que nos encontramos.

Mi mención especial a mis compañeras Christina Thiele y Carmen Cantudo, quienes han contribuido y ofrecido el proyecto musical para el disfrute de muchos en las redes sociales e internet. Ambas han coordinando todo el material y lo han organizado para ofrecerlo como puerto seguro de destino a los muchos internautas navegantes de las redes que disfrutaran del esfuerzo realizado a buen seguro.

Igualmente, mi agradecimiento a mi compañera Manuela Blanco, que ha coordinado la puesta en marcha del proyecto a nivel internacional comunicándose con todos las Firmas de la red internacional de Balms Abogados para la remisión de sus audios y videos para incorporarlos a la producción audiovisual.

Finalmente, la implicación y la alta participación de los socios de la red internacional de la Firma, que forma BGI, ha sido todo un estímulo y les estoy enormemente agradecido. Gestos como el socio Abogado de BGI Francia, Jean-Christophe Bouchard, interpretando y participando en el tema musical al piano, así como el resto de socios internacionales, Abogados de BGI, cantado el tema musical desde sus hogares y lugares de trabajo, ha sido un regalo para mis sentidos. No hay mayor regalo que ver y escuchar como la melodía se ha repetido y coreado en más de 20 países del mundo.

La obra musical no solo ha servido como vehículo de unión y solidaridad, demostrando una vez más que la música es un lenguaje universal que suprime barreas y trasciende todas las fronteras de lo humano, sino que ha sido una buena demostración de que con esfuerzo y entrega todo proyecto sale es realizable.

Francisco Lorenzo